Spanish English French
23 de Octubre. Día del Médico en México

23 de Octubre. Día del Médico en México

23 de Octubre. Día del Médico en México

 

“Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina”
-Hipócrates-


En 1937, durante la Convención de Sindicatos Médicos Confederados de la República, declararon que el 23 de octubre se celebrará el Día del Médico, en homenaje al doctor Valentín Gómez Farías, quien en 1833 inauguró el Establecimiento de Ciencias Médicas en la Ciudad de México, la que es hoy la actual Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Este año, a raíz de la pandemia de Covid-19, esta es una de las efemérides y fecha más importante y emotiva del mes de octubre. México es uno de los países en los que han muerto un mayor número de médicos a causa del coronavirus.

Los profesionales de la salud se encuentran en la primera línea en el combate a la pandemia de Covid-19; y en México, desafortunadamente, muchos de ellos han sido víctimas de discriminación y acoso en varias ciudades.

Según datos del Gobierno de la República, del total de médicos que laboran en México, 79% lo hacen en la zona urbana y el 2.3% en la zona rural. Los estados con mayor número de médicos son: CDMX, Estado de México, Jalisco, Nuevo León Veracruz y Puebla.

Aparte de su enorme impacto sanitario y económico, la pandemia de COVID-19 ha modificado la forma de practicar la medicina y la educación médica. Es probable que dicho efecto acelere la transformación que están experimentando ambas actividades.

Esta crisis debería servir a médicos, docentes y estudiantes de medicina para extraer conclusiones y estar mejor preparados para el futuro. Así también deben recordar que, en una pandemia tan devastadora como la actual, aparte de la medicina científica, la que se practica con el cerebro, debe ejercerse también esa otra medicina que se practica con el corazón.

Muchos profesionales sanitarios se enfrentan a la pandemia en unas condiciones subóptimas y se han convertido en uno de los colectivos más vulnerables. Aunque son conscientes del riesgo que corren, se levantan cada día sabiendo que son la última barrera ante la pandemia, la última esperanza de miles de pacientes. Trabajan infatigablemente durante larguísimas jornadas y cada día llegan a sus casas con sensación de agotamiento, irritación e impotencia. Cada noche se acuestan intuyendo que el día siguiente será aún peor.

Es un escenario para el que la universidad no prepara, para el que aún no se han elaborado preguntas de examen. Todo el mundo repite que, cuando la pandemia termine, veremos el mundo con ojos diferentes. Es probable que todos aprendamos algo, pero la huella que esta crisis dejará en los profesionales de la salud será imborrable. Las facultades de medicina deberían aprovechar la situación creada por la pandemia, no solo para integrar la formación a distancia como una herramienta más en la enseñanza de la medicina, sino para transmitir a los futuros médicos las enseñanzas que estamos extrayendo de esta crisis. Sin duda, las lecciones serán muchísimas.

La pandemia va a acelerar algunos de los cambios que se están produciendo en la práctica de la medicina y de la educación médica. La necesidad de aislamiento y el riesgo de contagio han provocado un salto cualitativo en el desarrollo de la telemedicina. Es previsible que los sistemas de clasificación telefónica de pacientes o las consultas virtuales a través del ordenador o de tabletas, tan en boga en estos días, se vayan integrando poco a poco en la práctica médica cotidiana. Parece evidente que las aptitudes digitales serán absolutamente necesarias en un mundo que cada vez es más virtual.

Haciendo historia, sabemos que Hipócrates de Cos fue un médico griego que vivió alrededor del 460 a. C. a 375 a. C. En un momento en que la mayoría de las personas atribuían las enfermedades a la superstición y la ira de los dioses, Hipócrates enseñaba que todas las formas de enfermedad tenían una causa natural. Estableció la primera escuela intelectual dedicada a la enseñanza de la práctica de la medicina. Por esto, es ampliamente conocido como el "padre de la medicina".

Aproximadamente 60 documentos médicos asociados con su nombre, incluido el famoso tratado hipocrático, han sobrevivido hasta el día de hoy. Si bien Hipócrates pudo no haber escrito todos ellos, los documentos son un reflejo de su filosofía. A través del ejemplo de Hipócrates, la práctica médica apuntaba en una nueva dirección, una que avanzaría hacia una visión más racional y científica de la medicina.

¡Felicidades a las y los médicos por su invaluable labor!


Redactor: Angélica Ozuna Alfaro, Jefe del Departamento de Producción de Medios Interactivos de UNACH Virtual.


Fuentes
https://www.unionjalisco.mx/articulo/2020/10/02/ciudadanos/cuando-se-celebra-el-dia-del-medico-en-mexico-2020
https://www.marca.com/claro-mx/trending/2018/10/23/5bcf3b73ca47419b548b4614.html
https://amqueretaro.com/mexico/2019/10/23/por-que-se-celebra-el-dia-del-medico/
https://www.elsevier.es/es-revista-educacion-medica-71-avance-resumen-el-medico-frente-covid-19-lecciones-S1575181320300747